El Adeudo Directo o Domiciliación Bancaria SEPA ya se ha utiliza en todos los países de la Eurozona, en los cuales es obligatorio por ley utilizar SEPA para todos los cobros denominados en euros.

Actualmente, en los países SEPA no pertenecientes a la Eurozona, como Reino Unido, se puede elegir este esquema o el de los sistemas nacionales de Domiciliación Bancaria. Por tanto, es posible realizar cobros de Domiciliación Bancaria a través de SEPA o de los sistemas nacionales de estos países (hasta el 31 de octubre de 2016).

En esta guía resumimos las características principales de los esquemas de Adeudo Directo SEPA desde la perspectiva de un empresa para que entiendas en qué medida afecta a tu negocio.

Características clave del Adeudo Directo SEPA

El Adeudo Directo / Domiciliación Bancaria se caracteriza por:

  1. El Adeudo Directo SEPA lo inicia el beneficiario. Cuando cuenta con los mandatos de sus clientes, es el comerciante quien inicia los cobros.
  2. Los pagos de Adeudo Directo SEPA se realizan** de banco a banco.** En el esquema de Adeudo Directo SEPA no se utilizan las redes de tarjetas. Todas las comunicaciones se realizan directamente entre los bancos.

Y a parte, hay otros puntos esenciales del funcionamiento de SEPA:

1. Moneda

Todas las transacciones de Adeudo Directo SEPA se realizan en euros (aunque las cuentas correspondientes no estén en esa moneda). Si hace falta un cambio de divisa, correrá a cargo de las entidades del pagador y del comerciante.

2. Devoluciones

Los pagadores pueden solicitar un reembolso si se ha producido un cobro SEPA no autorizado en un plazo de hasta 13 meses. A parte, el pagador podrá pedir un reembolso sin tener que dar explicaciones en las primeras 8 semanas.

3. Datos bancarios

Para realizar cobros SEPA, necesitas los códigos BIC e IBAN del cliente en lugar de su número de cuenta y código de sucursal. A partir de Febrero de 2016, sólo necesitarás el IBAN.

4. Clientes

Los comerciantes y los consumidores reciben un trato distinto (consulta el siguiente apartado para más detalles).

5. Implementación

Hay además varios factores muy importantes a la hora de implementar SEPA:

  • Plazos de cobros
  • Cómo se almacenan los mandatos
  • Proceso de presentación

El Adeudo Directo SEPA está compuesto por dos esquemas

El Adeudo Directo SEPA está compuesto por dos esquemas: Adeudo Directo SEPA básico (Core) y Adeudo Directo SEPA B2B. En resumen, el esquema B2B solo está disponible si estás realizando cobros de Domiciliación Bancaria a otras empresas.

El esquema básico (Core) es obligatorio para todos los bancos SEPA que ofrezcan Domiciliación Bancaria denominada en euros. No obstante, el esquema B2B es opcional, lo que significa que no todos los bancos lo ofrecerán.

 

Para decidir qué esquema adoptar y seleccionar el que más se adapte a nuestras necesidades, hay que tener en cuenta los siguientes puntos:

 

  1. Clientes – el esquema de Adeudo Directo SEPA B2B solo se puede utilizar para pagadores que sean empresas (ni particulares ni microempresas). El esquema básico (Core) se puede utilizar con todos los pagadores.
  2. Protecciones de reclamación de indemnización – los clientes de Adeudo Directo SEPA B2B no tienen derecho a reembolsos de transacciones autorizadas. Solo es posible acceder a devoluciones de transacciones no autorizadas si el pagador demuestra que no aceptó el mandato B2B (hasta trece meses después de la fecha de cargo).
  3. Plazos – el Adeudo Directo SEPA B2B ofrece un plazo más breve para realizar un cobro (1 día antes) y un tiempo de respuesta más rápido de los bancos en caso de fallo técnico o incapacidad para realizar el cobro (2 días después).

 

En este blog, cuando hablamos de Adeudo Directo SEPA nos referimos, a menos que se especifique lo contrario, a los esquemas básico (Core) y B2B.

Empieza a gestionar tus mandatos SEPA en línea

El primer mandato es gratis

Leave a Reply